domingo, 17 de diciembre de 2017

ES DE DOS LA LOCURA



En una noche radiante
de estrellas muy encendidas
y una a máximo fulgor,
fue que encontré a la mujer
que quiso darme su amor.

No en vano estoy tan feliz
pues su pasión me devora,
supo entender mi dolor
restañando mis heridas
y para corresponderle
voy a entregarle mi vida.

Comprendo que hay que luchar
y alimentar día a día
el fuego de la pasión,
más se que vale la pena
... me lo dice mi razón.

Ya no pensaba encontrar
un amor tan pasional
como el que me da el destino,
que la puso en mi camino
para bien... no para mal.

Y con este beneficio
se potencian mis sentidos,
el pecho marca su ritmo
cantando en cada latido
que el amor dará los frutos
que van a movilizarme,
mostrándome lo admirable
de volver a enamorarse.

Y lo que yo más celebro
es su amor maravilloso,
es plenitud, también gozo,
es milagro que me aborda
y se me incrusta en el pecho
donde mi corazón desborda.

Por tal me convierto en loco
... loco que no tiene cura,
pero ya no me interesa
porque es de dos la locura.



----------------------------------------
Jorge Horacio Richino
Todos los derechos reservados.
----------------------------------------

Poema simultáneamente publicado en:

-----------------------------------------


No hay comentarios:

Publicar un comentario